Skip to content

¿Cómo contratar un seguro de salud?

10 abril, 2018

Antes de contratar una póliza de salud es necesario tomar en cuenta el tipo de seguro que ofrece la compañía. Adicional a esto, informarse acerca de las coberturas (las protecciones que el seguro brinda en la póliza al asegurado) y las posibles limitaciones que pueda tener.

¿Qué es un seguro de salud? Es un contrato realizado por una compañía aseguradora donde se comprometen ambas partes: el asegurado a pagar una aportación financiera (prima) y la empresa en costear los gastos médicos que puedan presentarse, según lo que se estipule en el documento.

La compañía de seguros se encarga de cubrir el costo de ciertos beneficios que se encuentran presentes en la póliza de salud.

¿Para qué sirve un seguro de salud?

La existencia no está predeterminada siempre, está sujeta a cambios, y muchas veces existen situaciones en la vida que pueden atentar contra el bienestar físico. Por ello, no es irracional estar preparado por si se presenta algún inconveniente.

Una póliza de salud puede ayudar a tomar las precauciones necesarias y cuidar del bienestar de salud del asegurado.

Mediante la contratación del servicio de salud la compañía de seguros se responsabiliza de cubrir gastos médicos de la persona asegurada ya sea de forma completa o mediante un porcentaje establecido.

Principales beneficios de un seguro de salud

Muchas personas escogen pagar un servicio de salud privado para así gozar de beneficios que pocas veces una asistencia de salud pública no puede ofrecer, como:

Poder elegir el médico: las compañías aseguradoras poseen un listado de profesionales reconocidos de la salud, los cuales podrá elegir el asegurado.

Rapidez: el paciente podrá pasar directamente con el especialista sin necesidad de tratar con un médico general (quién haría el proceso más denso).

Libertad de elección: el beneficiario podrá elegir el centro asistencial que mejor le genere confianza, cosa que no pasa con un servicio público.

Hospitalización más cómoda: el asegurado dispondrá de una habitación individual con todos los servicios necesarios para el beneficiario.

Tiempo de espera reducido: los servicios están dispuestos para que el beneficiario que goce del seguro de salud esté lo menos posible en sala de espera.

¿Cómo contratar un seguro de salud?

Antes de contratar una póliza la persona que se va a asegurar debe estar consciente de su estado de salud, para así poder comparar precios y coberturas entre las compañías de seguros, y elegir una que mejor responda a las necesidades médicas.

Afortunadamente, hoy en día se puede ahorrar tiempo a la hora de elegir una determinada póliza. En internet existen formas de búsqueda muy versátiles para proveer al interesado información para adquirir un seguro de vida, entre ellos; los precios y beneficios de las compañías aseguradoras que mejor se adapten al perfil de este.

Una comparadora de seguros es la aplicación más idónea para estos asuntos. Truvius es un comparador de seguros, nos encargamos, mediante la introducción de un formulario (realizado anteriormente por el individuo que va a contratar la póliza), de encontrar los mejores precios y coberturas adaptadas a las necesidades y economía del asegurado.

¿Qué debo considerar para elegir un seguro de salud?

A la hora de elegir una póliza se debe considerar saber las variantes de la contratación que influirán en el precio final, como:

Copago: este es un dinero adicional que se paga por el uso de los servicios médicos además de la cuota mensual.

Prima: es el capital dado a la aseguradora por las emergencias de riesgo de sufrir un accidente durante el tiempo establecido por la entidad. Dependiendo de la compañía existen diferentes primas.

Cuadro médico: entre las opciones que ofrecen las aseguradoras, permiten la posibilidad de escoger el cuadro médico. Es decir, elegir el centro de salud de preferencia.

Periodo de carencia: es el tiempo dado en el que se contrata el seguro médico hasta comenzar a utilizar este servicio.

Hospitalización: cuando el seguro de salud ofrece la asistencia hospitalaria, esta incluye todos los gastos médicos que abarca el ingreso y egreso del paciente del recinto hospitalario.

Reembolso: la compañía ofrece al beneficiario del seguro un reembolso en caso de que la persona asegurada pague toda la consulta médica.