¿Cuánto dura un seguro de vida?

Los Seguros de Vida aparecen por la necesidad de protegerse económicamente, ante las situaciones que atentan contra la vida, como enfermedades, accidentes y el propio fallecimiento.

La duración de un seguro de vida, se establece en la póliza por acuerdo entre el cliente y la aseguradora. Estos seguros pueden tener una duración que va desde un tiempo determinado (prorrogable), hasta un tiempo indefinido o vitalicio. No obstante, todo dependerá del tipo de póliza que se contrate.

Los seguros son una forma de administrar los riesgos, transfiriéndolos a las aseguradoras, a cambio de pagos o primas. Una póliza de seguros es un contrato legal vinculante, donde se especifican las responsabilidades, derechos y deberes del asegurado y de la compañía aseguradora.

Tipos de seguros

Seguros de vida temporales

Son los más habituales, ya que cubren las necesidades en un período definido de tiempo. Este tipo de seguros establece una duración determinada de su vigencia.

Generalmente, se contratan por un período de 10 años (máximo). Sin embargo, ofrecen la posibilidad de prorrogar y aumentar la duración del contrato de la póliza. Las prórrogas del contrato se establecen una o más veces, por un período no superior a un año cada vez.

Esta opción queda establecida en los seguros de vida mediante los seguros temporales anuales renovables. Sin embargo, la aseguradora y el contratante, pueden decidir no prorrogar el contrato de seguro con un plazo de dos meses antes de la conclusión del período de vigencia del seguro.

Adicionalmente, los seguros temporales permiten quitar o añadir coberturas de forma puntual cada cierto tiempo; todo dependerá de lo que el contratante necesite en cada momento.

Seguros de vida vitalicios

El tiempo de duración del contrato no tiene una fecha determinada para caducar. Normalmente, se puede disfrutar de las coberturas durante mucho más tiempo, teniendo una duración de hasta los 65 ó 70 años.

Los seguros vitalicios funcionan no sólo para cubrir las necesidades en caso de fallecimiento o de accidente, sino que también se usan como un fondo de ahorro, ya que parte de la prima se destina a las coberturas contratadas; mientras, la parte restante va a parar a una especie de bolsa que servirá para el futuro.

Seguros de vida dotales

Bajo esta modalidad, el contrato combina el seguro, como forma de ahorro, con los seguros de riesgo ordinarios.

Tiene como objetivo, conformar un ahorro garantizado, en un tiempo determinado y en un monto definido. Incluye coberturas por fallecimiento y por invalidez, lo que garantiza el cumplimiento del ahorro.

Si el contratante fallece o se invalida antes del tiempo estipulado, la dote se sigue construyendo; los beneficiarios reciben el monto total de la prima asegurada, aunque no haya sido liquidada por completo.

¿Tienen vencimiento los seguros de vida?

El vencimiento de los seguros de vida dependerá del tipo de seguro que se contrate. Los más comunes son los temporales, cuya vigencia tiene una duración determinada, pero renovable.

Por otra parte, los seguros vitalicios, que no incluyen una fecha de vigencia determinada, tienen vencimiento por causa de fallecimiento o al llegar a los 65-70 años; cuando el seguro se cancela automáticamente si el contratante no ha fallecido.

Algunas aseguradoras establecen una edad máxima de permanencia para la garantía principal (fallecimiento), y otra para las adicionales (invalidez). Una vez alcanzada esa edad límite, el seguro se vence, sin posibilidad de recuperar las primas.

¿Cuál es el plazo para cobrar un seguro de vida?

Existe un plazo de prescripción, fijado, generalmente, en un plazo de cinco (05) años para reclamar los seguros personales (como los de vida, accidentes o salud), y de dos (02) años para los seguros de daños (como los de hogar, automóviles, incendio y transporte).

¿Cuánto tiempo tarda en pagar la aseguradora un seguro de vida?

El proceso de pago del seguro de vida de la persona fallecida, por parte de la aseguradora, se realizará en un plazo máximo de 40 días. Este tiempo puede reducirse o llegar al límite, dependiendo de los procedimientos habituales de las aseguradoras.

En general, el lapso de 40 días para el pago del seguro de vida, resulta suficiente para que las aseguradoras realicen con calma el pago de las pólizas contratadas por el fallecido.

¿Cuánto dinero se cobra por un seguro de vida?

En caso de fallecimiento del asegurado, la cantidad de dinero a cobrar por el (los) beneficiario (s), dependerá del capital que se haya contratado en la póliza.

Deja un comentario