Skip to content

Mitos acerca de la Diabetes

26 septiembre, 2017

Es normal que, tras ser diagnosticado con una enfermedad como la diabetes, se vengan a la mente muchos comentarios que se han escuchado en torno a ella. Sin embargo, no todo lo que se comenta es cierto y muchas personas se convierten, sin querer, en propagadores de creencias infundadas o muy lejanas a la realidad. En este artículo hablaremos sobre los más comunes mitos acerca de la Diabetes.

  • La diabetes tiene cura. Este es uno de los mitos acerca de la Diabetes que se han encargado de propagar quienes venden productos que “milagrosamente” eliminan la enfermedad, pero la verdad es que la diabetes es una enfermedad crónica, por lo que no tiene cura. Sin embargo, con una alimentación balanceada, recibiendo atención médica especializada y con tratamiento farmacológico, el paciente puede llevar una vida prácticamente normal.
  • Se puede tratar con medicina natural. Es probable que la medicina natural ayude, aunque no se han comprobado científicamente sus beneficios en cuanto a esta enfermedad. Sin embargo, el paciente en ningún caso debe sustituir el tratamiento farmacológico por hierbas o tés, ya que puede poner en riesgo su salud.
  • Los diabéticos pueden consumir cualquier tipo de productos ligeros o sin azúcar. A pesar de que existen muchos productos sin azúcar en el mercado, la mayoría de ellos también tiene una carga calórica que, de consumirse indiscriminadamente, llevan a aumentar de peso y eso incide también en los niveles de glucosa en el organismo. Practicar la mesura es importante, más aún si se padece de diabetes.
  • Con ejercicios y una buena alimentación puedes bajar los niveles de glucosa en sangre. Esto es cierto si se padece de Diabetes tipo 2, pero la dieta debe ir necesariamente acompañada por un tratamiento de sostén para el resto.
  • La dulces y golosinas causan la enfermedad. Este también es uno de los mitos acerca de la diabetes más comunes, pero lo que predispone en realidad a las personas a ser diabéticas es el sobre peso que causa su consumo y no los productos como tal.