Skip to content

¿Qué es una prima de seguros?

2 abril, 2018

Es importante tener un seguro por cualquier eventualidad que pueda presentarse; la vida es de tomar riesgos, y es mucho mejor tomarlos cuando se cuenta con un seguro. La prima de seguro es la cantidad de dinero con la cual obtienes una cobertura de seguro a través de  una póliza. Se paga a través de cuotas, estipulando el valor total de la cobertura y el salario mensual.

¿Cuál es el aspecto de mayor interés al momento de adquirir una prima?

Uno de los factores imprescindibles a la hora de adquirir una prima de seguro es el riesgo; todas las actividades conllevan uno: tener un accidente, perder un inventario, adquirir un préstamo cuantioso, entre muchos más…
El riesgo es la medida con la cual las primas de seguros estipulan la cobertura. Esto es debido a la variación que existe; por ello, las aseguradoras ofrecen diversos tipos de primas, moldeables a diferentes índices de riesgo.
Los bancos son entidades que también manejan el riesgo, incluso al mismo nivel personalizado del individuo. Por ende, las aseguradoras consideran la experiencia crediticia. (En otras palabras: como son los pagos de intereses de un servicio, estipulado por los ingresos mensuales, capacidad retroactiva y confianza para el análisis de la prima de seguros).

Tipos de primas 

Al igual que las diferentes actividades que realizamos día a día, es la versatilidad de opciones que tenemos para elegir. Los seguros existen para estar preparados ante cualquier situación inesperada.

Los tipos de primas de seguro son las señaladas a continuación:
Prima de riesgo: es la cantidad total de cobertura neta considerando el reembolso total de la prima.
Prima de inventario: se aplica a los procesos administrativos como eventualidades del presupuesto o costes.
Prima comercial: la cobertura de esta prima está enfocada a ser un servicio exclusivo para negocios. 
Prima provisional: en esta prima el importe varia por clausulas estipuladas en el contrato al momento de adquirir la póliza de seguro.
Prima definitiva: dentro de la póliza de seguro esta prima permanece inamovible. (Es decir, no varía el importe a pagar en un plazo de tiempo anual).
Prima natural:  es de duración anual y cuenta con una remuneración total en caso de fallecimiento. Hace referencia a una prima de riesgo.
Prima nivelada: es una prima cuya duración se extiende en el tiempo, asumiendo variaciones de riesgo. Sin embargo, no varía de forma considerable el importe anual.
Prima creciente: el valor del importe será proporcional al crecimiento del riesgo.
Prima decreciente: en este tipo de prima el valor del importe varía en función del decrecimiento de riesgo. 

¿Cómo se calcula la prima de seguro?

El cálculo se emplea mediante fórmulas matemáticas, considerando diferentes ítems o variables para su análisis.
La prima pura: el cálculo se realiza dividiendo probabilidad entre número de siniestros (daños que se pueden ocasionar) y el número de asegurados (objetos a asegurar) entre el coste de ambos. 
Prima de inventario: es resultado de la sumatoria de la prima pura más los gastos administrativos.
Prima de tarifa: prima pura más los gastos externos de gestión
Prima total: es la sumatoria de la prima pura más los impuestos y de más responsabilidades tributarias.

Ejemplos de cálculos de primas de seguros

Digamos que vas a adquirir un seguro de vida a todo riesgo, el primer punto de interés es conseguir la mejor opción: “la cobertura más extensa”. (Es decir: aquella que te brinda más beneficios a un precio accesible de póliza). 
Para calcularla, toma en cuenta tu profesión, ya que el riesgo varía de acuerdo a la misma; no es lo mismo, ser un trabajador de oficina a tiempo completo, que trabajar en una constructora. Asimismo, está atado a la naturaleza del objeto (en caso de ser objeto). Por ejemplo: si es un vehículo, estará más expuesto que una reliquia familiar, lo que implicará mayor riesgo.
Es más, las primas más comunes son las que abarcan los seguros vehiculares a todo riesgo; debido a que el riesgo de colisión, o que algún imprevisto pueda pasar, es relativamente alto.
Seguidamente, considera tu salario, gastos y la posibilidad de que algo pueda sucederle al objeto asegurado. 
Es importante resaltar que: la confianza es la contraparte del riesgo, a mayor nivel de confianza, menor el nivel de riesgo. Las entidades bancarias, comerciales y aseguradoras, la traducen en beneficios para el usuario a cambio del pago de intereses.